Tuesday, December 6, 2022
El periódico de México líder en noticias


Alberto y Charlène de Mónaco, 11 años rodeados de misterio

Aunque recientemente han mostrado un lado más cariñoso juntos, Alberto y Charlène de Mónaco vive entre cuestionamientos, rumores y dudas sobre su futuro.


No es un desgaste que se haya dado con el tiempo. La realidad es que el matrimonio de Alberto y Charlène dio mucho de qué hablar desde el inicio. La relación duró años antes de hacerse pública finalmente; la nadadora olímpica y el hijo de Rainiero III y Grace Kelly se conocieron en el año 2000, pero se oficializó hasta 2006.

La fastuosa boda de tres días, y que contó con lo más top de la realeza europea, estuvo marcada por las lágrimas constantes de la princesa de origen sudafricano. Aunque muchos lo relacionaron con la emoción del momento, surgieron desde entonces rumores que señalaban que Charlène, en auténtico modo novia fugitiva, intentó escapar de Mónaco en tres distintas ocasiones antes del enlace y el pasaporte le fue retirado por el gobierno para evitarlo.

También te puede interesar  The Killers se ponen divos” y prohíben ser retratados

En 2005, en pleno noviazgo con Charlène y poco antes de la muerte de su papá, el entonces príncipe heredero Alberto tuvo que reconocer la paternidad de Alexandre después de que lo demandaran. Un año después, hizo lo mismo con Jazmin.

No todo fueron problemas. Si la pareja tuvo alguna vez luna de miel, habría llegado después del nacimiento de los esperados herederos de Alberto: Jacques y Gabriella. De no haber tenido hijos legítimos, la línea sucesoria habría pasado a Carolina de Mónaco y su familia.

También te puede interesar  Kunno humilla a Yeri Mua frente a miles de personas: Las amigas no corrigen en público”

El príncipe Jacques es el sucesor que Alberto tanto ansiaba, y la paz reinó al menos por un tiempo en el principado, aunque con el paso de los años, el semblante triste y pensativo de Charlène reapareció en el balcón de Palacio.

A finales de 2020, una nueva demanda de paternidad volvió a sacudir a Alberto y Charlène. Esta vez tenía un agravante adicional: la mujer brasileña exigía al príncipe responder por su hija, concebida en 2005, cuando él y Charlène ya tenían una relación. La pareja puso un frente unido y llamó a la situación un fraude.

También te puede interesar  ¿Un sándwich de mermelada, su majestad? Isabel II se reúne con el oso Paddington

Pero la etapa más controversial de Charlène estaba por venir. Los problemas comenzaron en mayo de 2021, con una aparentemente inofensiva visita de la princesa a su natal Sudáfrica relacionada con su fundación.

Comments