Sunday, November 27, 2022
El periódico de México líder en noticias


Ya lo perdoné: hijo de Erika Buenfil habla del primer encuentro con su papá

El hijo de Erika Buenfil ya convive con el primogénito del ex presidente de México, Ernesto Zedillo Jr., que, durante muchos años, estuvo ausente de su vida.


A más de 17 años de esta anécdota, Erika Buenfil abre su corazón desde la comodidad y tranquilidad de Casa Miravalle, para contarnos como vivió su embarazo hasta el nacimiento y desarrollo de su hijo Nicolás, quien por primera vez y en exclusiva para Quién, platica cómo fue el primer encuentro con su papá, hace tres años y medio, y cuál es su relación actual.

Tras haber iniciado una carrera en la conducción para después sobresalir como actriz de teatro, cine y protagonizar varias telenovelas, incluso probar suerte como cantante, Erika Buenfil se embarazó en una época que ya no esperaba concretar este sueño debido a que, por su avanzada edad (casi 40 años), aparentemente no se encontraba en óptimos niveles de fertilidad.

También te puede interesar  Invalidan orden de aprehensión contra Inés Gómez Mont por defraudación fiscal

Durante muchos años tomé pastillas anticonceptivas hasta que el doctor me dijo que debía descansar tres meses para que se acomodara naturalmente mi periodo menstrual. Yo no quería porque me ayudaban a adelgazar, pero las dejé pensando en que ya había pasado mi edad más fértil y no corría el riesgo de embarazarme, pero sucedió todo lo contrario”, platicó la estelar de melodramas como Amor en silencio y Tres mujeres.

También te puede interesar  Luis Miguel reaparece con aspecto rejuvenecido en centro comercial de Miami

Al saberse embarazada, de inmediato se lo dijo a Ernesto Zedillo Jr., con quien tuvo un romance fugaz. Él estaba muy joven (28 años), me lo pesqué muy chavito, así que su respuesta fue negativa y decidió alejarse”.

Erika lloró mucho pero, de alguna manera, entendió su postura. Así que respiré hondo y me levanté. Le pedí a mi mamá y al resto de mi familia que no intervinieran y al quinto mes de mi embarazo, lo busqué para preguntarle sus antecedentes médicos, tipo de sangre y detalles que necesitan saber los médicos antes de que nazca un bebé, pero ya no volví a insistir (en retomar su relación amorosa) porque a fuerzas ni los zapatos entran. Después supe que se casó y entendí que no necesitaba saber más de él ni interrumpir su vida. Traté de ser lo más fuerte posible y buscar trabajo para sacar adelante a mi hijo”, relató.

También te puede interesar  Helen Mirren está devastada tras la muerte de su hijastro, Rio Hackford

Comments