El lado farandulero de los políticos

Algunos no pueden disimular que les encantan los reflectores y caen en la tentación de aparecer en revistas y programas de televisión